¡PIES LISTOS PARA EL VERANO!

¿Quieres presumir de tus pies este verano en las redes sociales? Ponte en marcha y aplica estos sencillos consejos:

pieslistosparaelverano-lauramunoz-2

Foto: © Laura Muñoz

1. Intenta no caminar descalzo en gimnasios, piscinas y duchas públicas para prevenir hongos o pie de atleta.

2. Tras los baños, recuerda secarte muy bien entre los dedos para evitar infecciones.

3. Corta tus uñas en recto, no demasiado cortas ni excavando en las esquinas. Evitarás así la uña encarnada y sus posibles consecuencias (dolor, infección).

4. Mantén tus pies hidratados, con cremas de urea o incluso con vaselina pura en las zonas más conflictivas, como durezas y grietas – propias de esta época, pues exponemos el pie al aire libre y a las altas temperaturas, haciendo que se deshidrate la piel. En caso de talones agrietados más graves, huye de remedios publicitarios y acude a tu podólogo.

5. En caso de ampollas y rozaduras, no retires la piel, solo debes drenarlas y protegerlas con apósitos acolchados adherentes. La mayoría de las veces se deben a zapatos nuevos, con pieles duras. Puedes evitar su aparición aplicando un poco de crema hidratante en ellos antes de usarlos para que se ablanden, o bien ponértelos las primeras veces con calcetines sin costuras.

pieslistosparaelverano-lauramunoz-1

Foto: © Laura Muñoz

6. No olvides aplicar fotoprotección en los pies (incluidas las plantas), una de esas zonas del cuerpo que siempre están expuestas y a las que no solemos prestar atención junto a las orejas o el cuero cabelludo.

7. Usa un calzado cómodo y transpirable, como las sandalias, y evita así que se hinchen pies y tobillos (especialmente en el caso de mujeres embarazadas). Mantener los pies en alto o sumergirlos en agua fría durante los momentos de más calor también hará que baje la hinchazón.

8. Evita el tacón generoso y los zapatos con horma estrecha. Nueve de cada diez mujeres sufre dolor de pies derivado de los tacones, desarrollando juanetes o dolor de la planta del pie. Si, además, sustituyes tu shopping  bag por un bolso más pequeño y ligero y haces ejercicio físico diario, tu dolor de pies disminuirá notablemente.

9. Nunca compres zapatos a primera hora ya que por la tarde los pies están más hinchados. Así prevendrás posteriores dolores y rozaduras.

10. Regálate una pedicura profesional una vez al mes y oblígate a una rutina diaria con tus pies del mismo modo que te cuidamos la cara u otras zonas de tu cuerpo.

Evitarás la aparición de problemas y tendrás unos pies que no necesitarán ningún filtro 😉

 

 

Sobre la autora:

lau profileLaura Muñoz, Healthcare Community Manager

Vive en Madrid

Puedes seguirla en LinkedInTwitter y en su web lauramunoz.me

Laura es especialista en desarrollo profesional en redes sociales y profesora de Comunicación Online en masters y cursos de posgrado. Con formación en psicología, e-learning, comunicación y diseño, actualmente compagina su trabajo de Community Manager especializada en salud con la gestión de comunicación digital de profesionales de alto nivel y PYMEs.